El precalentado del horno y los postres

¿Sabías qué……?

La temperatura del horno influye de manera directa en la textura, sabor y apariencia del postre que se hornea.


Fuente | pixabay

En la pastelería al hornear un pan, bizcocho o postre en general, es necesario tener el horno precalentado para que el producto tenga las características requeridas de la receta. 

Quizás también te pueda interesar: Agentes leudantes



Cuando el postre tenga que hornearse, se necesita de un horno precalentado para poder alcanzar el crecimiento óptimo y, con ello, formar texturas, fusionar sabores y lograr un postre de un color ideal.

Una receta es una serie de pasos con el fin de que se produzcan las reacciones químicas cuando se somete al calor. La temperatura es parte del proceso de dicha reacción para que los alimentos que están hechos a base de un leudante (levadura, polvo para hornear, bicarbonato de sodio) puedan desarrollarse de manera óptima.

Fuente | pixabay

Por tanto en el caso de tortas, bizcochos y pasteles, un horno frío puede tener un resultado devastador. Y esto se debe a que requieren del horno caliente para que tengan un crecimiento seguro o doble el volumen (según sea el caso).

Si se lleva un postre a un horno sin precalentar puede tenerse un resultado negativo en unos cuantos segundos, ya sea que se desinfle, colapse o por el contrario endurezca o se cocine por fuera y por dentro esté crudo, sin humedad y resecos.

Así que el éxito de una receta no solo radica en los ingredientes y todo el proceso de elaboración. Sino además en el correcto horneado, precalentando el horno. Por ello es mejor tomar el hábito de encender el horno al empezar la elaboración de la receta, o bien, encenderlo unos 20 minutos antes de meter el alimento.

También te puede interesar:

Como te darás cuenta, un horno a la temperatura requerida es fundamental para poder tener postres perfectos ¿Qué te pareció?

Este post pertenece a placerporlodulce.blogspot.mx, autora Eri
cookieassistant.com